viernes, 4 de junio de 2021

Torre de Espantaperros

La Torre de Espantaperros (Badajoz, España) también conocida como Torre de la Atalaya, es una torre albarrana situada junto a la alcazaba de Badajoz y a los Jardines de La Galera (que datan del siglo X). Es de origen almohade y de planta octogonal. Está catalogado como Bien de Interés Cultural.

A diferencia de las torres adosadas de la época, que suelen sobresalir poco o nada sobre la muralla principal y cuyo cuerpo suele ser prismático y de planta rectangular, las albarranas destacan sobre las otras por su mayor importancia formal y por su mayor elevación, que hacen de ellas un bastión defensivo difícil de conquistar, ejerciendo además de mirador de largo alcance para observar los movimientos de posibles enemigos.

A diferencia de las torres adosadas de la época, que suelen sobresalir poco o nada sobre la muralla principal y cuyo cuerpo suele ser prismático y de planta rectangular, las albarranas destacan sobre las otras por su mayor importancia formal y por su mayor elevación, que hacen de ellas un bastión defensivo difícil de conquistar, ejerciendo además de mirador de largo alcance para observar los movimientos de posibles enemigos.

La mayor parte de la torre es maciza, salvo sus dos plantas superiores, que constituyen dos cámaras anulares abovedadas. En su origen estaba rematada por una pequeña construcción cuadrada decorada con arcos entrecruzados, y posteriormente a su construcción, en el siglo XVI, se le añadió el templete de estilo mudéjar que ahora puede verse. Este remate mudéjar tenía la función de alojar una campana, que fue desmontada a finales del siglo XIX y que en la actualidad se conserva en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz.