domingo, 30 de mayo de 2021

Museo Martorell

El Museo Martorell es un edificio que presenta elementos historicistas y eclécticos y que está situado en el Parque de la Ciudadela, en la ciudad de Barcelona en España. El edificio, inaugurado en 1882, fue la primera sede del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, primeramente bajo el nombre de «Museo Martorell de Arqueología y Ciencias Naturales». También fue el primer edificio construido en Barcelona con la finalidad de ser un museo público.4​ El Museo de Ciencias Naturales de Barcelona lo utilizó como museo de geología durante la mayor parte de su historia, de 1924 a 2010, y por eso se lo ha conocido durante años como «Museo de Geología» o «Museo Martorell de Geología». El Museo Martorell cerró sus puertas en 2010 para hacer reformas y el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona todavía no le ha atribuido una nueva función, pero aun así lo considera oficialmente como su sede histórica.

El Museo Martorell se encuentra dentro del Parque de la Ciudadela, en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona, entre el Umbráculo y el Invernadero. Se trata de un edificio exento construido por tres cuerpos rectangulares, siendo el central más corto que los dos laterales. Posee una superficie de 1.100 m² aproximadamente.

El cuerpo central, que corresponde con el vestíbulo, las oficinas y la biblioteca del museo, está compuesto por un pórtico con cuatro columnas dóricas de piedra de Montjuic que aguantan un entablamento con frontón triangular, que se apoya sobre cartelas. El tímpano está decorado con un relieve donde se puede apreciar el escudo de Barcelona en el centro con distintos elementos vegetales. En los dos lados del pórtico se encuentran dos lápidas adosadas que conmemoran la inauguración del museo y dos esculturas dedicadas a los naturalistas Jaume Salvador Pedrol y Félix de Azara.

Los cuerpos laterales son dos naves de forma alargada con una tejada de doble vertiente. Los muros están decorados con pilastras que se distribuyen siguiendo un ritmo regular; estos en vez de capitel tienen una palmeta de relieve y aguantan un friso liso. Entre las dos pilastras se abren unas ventanas rectangulares con un dintel aguantado por pilares con el capitel decorado con un relieve geométrico. El friso está decorado únicamente con pequeñas pilastras que son la continuación de las inferiores, decoradas con un relieve. Por encima se encuentra una cornisa donde se apoya un muro liso con la continuación de las pilastras coronadas con palmetas. El interior son espacios abiertos con uns paso elevado perimetral.