lunes, 24 de mayo de 2021

Museo de Arte Contemporáneo

El Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, oficialmente y en catalán Museu d'Art Contemporani de Barcelona, conocido también por sus siglas MACBA, está dedicado a la exposición de arte y a las prácticas culturales contemporáneas. Se encuentra ubicado en el barrio de El Raval de la ciudad de Barcelona, muy cerca del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. Está declarado museo de interés nacional por la Generalidad de Cataluña

El edificio principal del MACBA, con 14 300 m² útiles, es obra del arquitecto estadounidense Richard Meier. Proyectado en 1990, su construcción se inició en 1991 y se prolongó hasta 1995. El jefe de proyecto fue Renny Logan. El objetivo del edificio era unir el arte contemporáneo expuesto en el interior con las formas históricas de los edificios que la rodean. La utilización del color blanco, complementada por el uso de claraboyas de vidrio y de materiales reflectantes, hace que el edificio disponga de una especial luminosidad. 9​ La obra de Meier está influenciada por los trabajos de Le Corbusier y hace una reinterpretación del racionalismo. En este proyecto se puede observar la combinación de espacios rectas con líneas curvas, donde la luz exterior juega un papel muy importante.

El entonces alcalde de Barcelona Pasqual Maragall conoció Richard Meier en un debate en el Foro Económico Mundial de Davos, donde le consultó qué tipo de edificio le gustaría proyectar para en la Barcelona Olímpica, y este le dijo que un museo. Al cabo de unos meses, el alcalde le encargó el proyecto, que era el elemento central de un plan director para la renovación del barrio del Raval, que también incorporaba la rehabilitación de la Casa de la Caridad y la ampliación de la Universidad de Barcelona, entre otras propuestas

Según el propio Meier, "El barrio del Raval de Barcelona se encontraba en su nadir. Necesitaba desesperadamente luz, aire, espacios públicos abiertos y un corazón. El compromiso claro de la ciudad con las mejoras radicales que introducía su plan director para nuevas instituciones culturales fue un catalizador clave que propició un proceso muy positivo y fluido. "Para vincular el proyecto con el espacio, Meier contó con los consejos de especialistas como Leopoldo Rodés y el entonces arquitecto jefe de la ciudad, Josep Acebillo, entre otros. El proyecto quería mejorar los espacios abiertos de la zona.