viernes, 9 de abril de 2021

Plaza de Cataluña

La plaza de Cataluña (en catalán: plaça de Catalunya) es una céntrica plaza de Barcelona, uno de los centros neurálgicos de la ciudad. Tiene una superficie de 5 hectáreas.

Constituye el punto de unión entre el núcleo viejo de la ciudad y el Ensanche. De aquí parten importantes vías de la ciudad como la Rambla, el paseo de Gracia, la rambla de Cataluña o las rondas de la Universidad y de San Pedro, y la calle de Pelayo, así como la avenida de Portal del Ángel, la gran arteria comercial de la ciudad, y antigua puerta de las murallas.

Hasta que se derribaron las murallas, el espacio actualmente ocupado por la plaza era una explanada a las afueras de la ciudad situada justo enfrente de una de las puertas principales, desde donde salían caminos hacia las poblaciones de los alrededores. Esto convirtió el lugar en el emplazamiento ideal para situar mercados al aire libre, y lo convirtió en un punto importante de la vida de la ciudad.

Posteriormente, se derribaron las murallas y se empezó a construir el Ensanche diseñado por Ildefonso Cerdá. El plan urbanístico de Cerdá no incluía ninguna plaza donde ahora está la plaza de Cataluña, puesto que según su plan el barrio gótico, igual que los otros núcleos de antiguas poblaciones del llano de Barcelona, quedaban relegados a barrios periféricos, mientras que el nuevo centro debía ser un lugar céntrico y bien comunicado, como por ejemplo la plaza de las Glorias Catalanas, que Cerdá diseñó con la voluntad de ser el nuevo epicentro, justo en el cruce de las principales vías de la ciudad, la avenida Diagonal, la Gran Vía de las Cortes Catalanas y la Avenida Meridiana.

La plaza es un centro comercial y de servicios de primer orden. Tienen sus edificios hoteles, bancos y cajas, bares y restaurantes de renombre como el Zurich y diversas tiendas y centros comerciales como los de El Corte Inglés, el El Triangle con un FNAC o una Apple Store. También están las oficinas consulares del Canadá.

En el gran espacio central de la plaza tienen lugar de manera habitual conciertos y celebraciones ciudadanas o eventos como exposiciones temporales y certámenes como la Semana del Libro Catalán.

Actualmente la plaza de Cataluña se considera el centro de la ciudad de Barcelona, ​​y el kilómetro 0 de Cataluña. Aquí tienen inicio y fin la mayor parte de las líneas de autobuses urbanos y una buena parte de los interurbanos, y cuenta con una estación de metro (líneas L1 y L3), una de cercanías de Renfe (líneas R1, R3, R4 y R7 ) y una de los Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña (líneas L6 y L7, y S1, S2, S5 y S55 del llamado Metro del Vallès).