lunes, 12 de abril de 2021

Museo Marítimo

El Museo Marítimo de Barcelona (en catalán, Museu Marítim de Barcelona) se encuentra ubicado en el edificio de las Atarazanas Reales de Barcelona. Las atarazanas fueron un espacio dedicado a la construcción naval entre los siglos XIII y XVIII, cuya existencia está documentada desde el año 1243.

De estilo gótico, su construcción se realizó en una primera etapa entre los años 1283 y 1328, y la segunda entre 1328 y 1390. Con posterioridad se han realizado reformas y ampliaciones, manteniéndose básicamente su estructura original.

La entrada se hace por un portal de medio punto formado con dovelas, sobre el que hay un signo heráldico de la Diputación con la fecha de una reforma del siglo XVII, y sobre él un escudo atribuido a Pedro IV de Aragón, el Ceremonioso.

De planta rectangular, en cada ángulo tenía una torre, de las que se conservan dos con coronación de almenas, algunos tramos de muralla y el portal de la Drassana o Santa Madrona. El interior tiene una división en diez naves góticas formadas por pilastras rectangulares de unos seis metros de altura. De cada una salen cuatro arcos de sillería para formar el apoyo de la techumbre a dos aguas. Las medidas de algunas de las naves son de 120 metros de longitud y entre 8,40 y 13,5 metros de anchura, habiendo una nave de 4,82 metros de anchura. En la parte posterior hay tres naves llamadas de la Generalidad, situadas transversalmente a las otras y construidas el año 1618.

Por encargo de la Diputación de Barcelona, el arquitecto Adolf Florensa hizo una restauración entre 1957 y 1966 para su uso por el Museo Marítimo.

A partir del año 1985, se proyectaron nuevos cambios, con objetivo de una nueva restauración del conjunto, por los arquitectos Esteve y Robert Terrades, pasando de 4000 m² del año 1941 a los 10 000 m² dedicados a exposición, 1500 a servicios y 2200 a jardines.