martes, 20 de abril de 2021

Monumento a Colón

El Monumento a Colón es un conjunto escultórico situado en la plaza del Portal de la Paz de Barcelona, en el distrito de Ciutat Vella. Construido en homenaje al descubridor Cristóbal Colón, está erigido en el punto de unión entre las Ramblas y el Paseo de Colón, frente al puerto viejo de Barcelona. El autor del proyecto fue el arquitecto Cayetano Buigas, y en la decoración escultórica intervinieron varios artistas, como Eduard B. Alentorn, Rafael Atché, Pere Carbonell, Manuel Fuxá, Josep Llimona, Rossend Nobas, Antoni Vilanova, Francisco Pagés y Agapito Vallmitjana. La fundición fue de Alejandro Wohlguemuth.

El monumento fue construido en el contexto de las obras de mejora del litoral de Barcelona efectuadas con motivo de la Exposición Universal de Barcelona de 1888. Inaugurado el 1 de junio de 1888, en plena exposición, se convirtió enseguida en uno de los iconos más característicos de la ciudad. En el interior de la columna hay un ascensor que permite subir hasta la semiesfera situada bajo los pies de la estatua, desde donde se divisa la ciudad.

Esta obra está inscrita como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) en el Inventario del Patrimonio Cultural catalán con el código 08019/859.

El monumento mide un total de 57 metros de altura, y se divide en tres cuerpos: una base circular, con cuatro tramos de escalera de 6 metros de ancho, decorada con ocho estatuas de leones y ocho bajorrelieves con los escudos de las provincias españolas y los principales actos realizados por Colón; un polígono de ocho lados, cuatro de ellos dispuestos como contrafuertes, en forma de cruz, con estatuas alegóricas de Cataluña, Aragón, Castilla y León, así como de las figuras de personajes de diversa procedencia que ayudaron a Colón, como el aragonés Bernat Boïl, los catalanes Pere de Margarit, Jaume Ferrer de Blanes y el valenciano Luis de Santángel; a continuación se alza la columna de hierro, de orden corintio, con una base con varios grupos de carabelas con dos grifos que sostienen el escudo de Barcelona, así como Famas aladas, el fuste estriado con un relieve central alusivo a la Marina y la inscripción Barcelona a Colón, el capitel con representaciones de Europa, África, Asia y América, una corona condal —por el Condado de Barcelona— y una semiesfera —por la parte recién descubierta del globo terráqueo—; por último, la estatua de Colón.

El monumento mide un total de 57 metros de altura, y se divide en tres cuerpos: una base circular, con cuatro tramos de escalera de 6 metros de ancho, decorada con ocho estatuas de leones y ocho bajorrelieves con los escudos de las provincias españolas y los principales actos realizados por Colón; un polígono de ocho lados, cuatro de ellos dispuestos como contrafuertes, en forma de cruz, con estatuas alegóricas de Cataluña, Aragón, Castilla y León, así como de las figuras de personajes de diversa procedencia que ayudaron a Colón, como el aragonés Bernat Boïl, los catalanes Pere de Margarit, Jaume Ferrer de Blanes y el valenciano Luis de Santángel; a continuación se alza la columna de hierro, de orden corintio, con una base con varios grupos de carabelas con dos grifos que sostienen el escudo de Barcelona, así como Famas aladas, el fuste estriado con un relieve central alusivo a la Marina y la inscripción Barcelona a Colón, el capitel con representaciones de Europa, África, Asia y América, una corona condal —por el Condado de Barcelona— y una semiesfera —por la parte recién descubierta del globo terráqueo—; por último, la estatua de Colón.

En los bajorrelieves de la base del monumento se desarrolló un ciclo temático relativo a la vida de Colón, con las siguientes escenas: Presentación de Colón a los Reyes Católicos en Córdoba, Entrevista de Colón con los Reyes Católicos en Santa Fe, Colón pisa la tierra descubierta y Recibimiento del inmortal genovés en la ciudad de Barcelona, obra de Josep Llimona; así como, por otro lado, Colón y su hijo pidiendo limosna en la puerta del convento de Santa María de la Rábida, Colón toma posesión en nombre de los Reyes Católicos del nuevo mundo descubierto, Colón ante el Consejo reunido en el convento de San Esteban de Salamanca y Embarque de Colón en el puerto de Palos, obra de Antoni Vilanova. Estos relieves fueron sustituidos en 1929 por otros elaborados por Manuel Fuxá, Pere Carbonell y Josep Tenas.