viernes, 16 de abril de 2021

Ciudadela de Barcelona

La Ciudadela de Barcelona fue una fortaleza militar construida por mandato de Felipe V para dominar la ciudad tras de la guerra de sucesión española y demolida definitivamente durante la revolución de 1868, salvo tres edificios interiores: la capilla, el palacio del gobernador y el arsenal. En el solar restante se construyó en 1888 el parque de la Ciudadela.

La Ciudadela de Barcelona fue una fortaleza militar construida por mandato de Felipe V para dominar la ciudad tras de la guerra de sucesión española y demolida definitivamente durante la revolución de 1868, salvo tres edificios interiores: la capilla, el palacio del gobernador y el arsenal. En el solar restante se construyó en 1888 el parque de la Ciudadela.

Diversas intervenciones arqueológicas realizadas en los últimos años han puesto al descubierto diferentes elementos que conformaban la fortaleza y que confirman las construcciones según los planos del proyecto original del siglo XVIII.

Los trabajos arqueológicos en la calle Pujades y paseo Picasso pusieron al descubierto, entre otras construcciones, dos fragmentos de la contraescarpa; un fragmento del paño de muralla que unía los baluartes "Del Rey" y "Del Príncipe"; un tramo del pasillo a prueba de bomba que se situaba bajo el baluarte llamado "del Rey"; y parte de las dos caras y el flanco norte/noroeste del revellín a través del cual se accedía a la puerta principal de la fortaleza por medio de dos puentes levadizos.

Muy cerca, en el paseo de los Tilos del parque de la Ciudadela, se documentaron restos del baluarte del Rey, así como un tramo de 75 metros de muralla y los restos del camino cubierto de la contraescarpa, que delimitaba todo el conjunto defensivo.