jueves, 11 de marzo de 2021

Palacio de Valderrábanos

El palacio de Valderrábanos, también conocido como casa de Gonzálo Dávila, es un edificio del siglo xiv, situado en la plaza de la catedral de Ávila.

En la fachada principal conserva, desde la construcción inicial, un relieve encima de la entrada, sostenido por un doncel, bajo un arco trilobulado.​ En dicho relieve se muestra el yelmo con penacho y un estandarte moro con media luna. Está rodeado de una cinta con la siguiente inscripción en latín: “Non nobis Domine, non nobis. Sed nomini tuo da gloriam”: “No a nosotros Señor, no a nosotros; sino la gloria para tu nombre”. Proviene del Salmo 113:9 que san Bernardo de Claraval impuso a la Orden de los Caballeros Templarios como lema.

En el lado derecho, hay una gran torre construida de ladrillo y tapial. Además, la fachada conserva todavía los ajimeces, alguno de ellos geminados.