lunes, 22 de febrero de 2021

Manifestaciones

Toda manifestación o concentración deberá comunicarse a la Delegación de Gobierno con la suficiente antelación, para que se pueda celebrar con suficientes medidas de seguridad tanto para el resto de ciudadanos y los participantes en la misma.

La violencia en una manifestación o concentración, como los destrozos que se ocasionen y los lanzamientos de objetos deberán ser abonados por las personas que se identifiquen a partes iguales y si no serán los responsables los organizadores.

En cuanto a nivel laboral, no se debe, impedir entrar en los centros de trabajo a las personas que no quieran participar en la misma. Y los responsables pagar los daños  materiales que se originen.